5 razones para darle una oportunidad a Jane Austen

Esta mujer inglesa que escribió unas pocas novelas hace alrededor de 200 años aún despierta admiración en muchos lectores en todo el mundo. Hoy en día, su figura como autora inglesa es la segunda más reconocida en el mundo, después de la de Shakespeare. Las referencias a Jane Austen en la cultura popular son tantas que si nunca leíste alguno de sus libros en algún momento te sentirás frustrado.

Sus obras no tuvieron mucho éxito durante su vida. Las publicó de manera anónima y aunque se pusieron de moda entre los miembros de la alta sociedad, no trascendieron mucho más. No fue hasta el año 1870, cuando su sobrino James Edward Austen Leigh publicó Memorias de Jane Austen, que su trabajo logró llegar a un público más amplio.

Con los años, su obra ha ganado aún más relevancia. Cada día hay un nuevo lector que se convierte en fanático instantáneo. Pero, ¿por qué?

1- Sus novelas son muy graciosas

Austen-cita1

«Es una verdad reconocida por todo el mundo que un hombre soltero dueño de una gran fortuna ha de sentir la necesidad de casarse»

Así comienza Pride and prejudice, con una de las frases más sarcásticas de toda la novela.

Es cierto, el humor es relativo. Pero el sarcasmo y la ironía son dos fórmulas que la mayoría de nosotros sabemos apreciar, si están bien ejecutadas. Está bien que pienses que son novelas románticas para llorar, o para endulzar una tarde —está bien solo si nunca leíste uno de sus libros. Te sorprenderá saber que el humor llega antes que el romance. Y que las tramas sobre matrimonios, infidelidades y romances secretos, muchas veces no son tan literales como parecen. Por lo general, simplemente es el modo de la autora de ironizar algún concepto demasiado arraigado en el imaginario colectivo.

2. La prosa te invita a leer

via GIPHY

Hay algunas claves en la prosa de Jane Austen que la convirtieron en el icono que es hoy en día: Casi un 50% de sus novelas está conformado por diálogos. Son los mismos personajes los que llevan la historia adelante. Entonces, por más pasivos que sean los escenarios en los que transcurre, sentimos que la trama avanza. Y en las partes en las que sí interviene el narrador externo para referirse a algún personaje, incorpora los pensamientos, formas de expresarse y sentimientos que solo pueden ser identificadas con el propio personaje. Un estilo llamado discurso indirecto libre, en el que narrador y personaje se fusionan para hacer que la narración sea más dinámica y humana.

Además, en cada una de sus obras hay al menos un discurso de esos que te hace replantearte todo lo que creías sobre el personaje, y que hacen que la historia sea aún más clara.

3. Sus novelas son actuales

via GIPHY

Es difícil sentirse identificado con las conversaciones, los pasatiempos y la vestimenta del período de la Regencia inglesa. Pero la naturaleza humana sigue siendo esencialmente la misma, y Jane Austen entiende a la perfección las motivaciones de las personas. Todos hemos juzgado mal a alguien como Elizabeth a Mr Darcy, todos hemos sufrido la compañía de una charlatana insufrible, como Emma cuando escucha a Miss Bates, y todos sabemos el papel que juega el dinero en la dinámica de las relaciones interpersonales. Nuestro patrimonio determina muchas cosas que no debería. Si, somos los mismos que hace 200 años, y muchos de los problemas a los que se enfrentan los personajes de Austen son los mismos a los que nos enfrentamos hoy en día. Con vestimenta más almidonada y sin celulares.

4. Los personajes no son buenos ni malos

La dimensionalidad nos hace humanos, y también hace a los buenos personajes. En el universo de Jane Austen no suele haber príncipes encantados ni damas perfectas. Todos los personajes tienen fallas en su carácter y eso los hace más auténticos. Podrá parecer algo obvio, pero muchos autores fallan en sus intentos de crear personajes interesantes, de esos que perfectamente podrían estar presentes en la habitación. Otros, como Austen, lo hacen parecer muy sencillo. La buena narrativa nunca va a pasar de moda.


5. Ha influenciado enormemente la cultura popular

Hay adaptaciones ambientadas en el mundo actual, como Bridget Jones’s diary, o Clueless.


—Darcy en Bridget Jones fue interpretado por Colin Firth, que interpretó a Mr. Darcy en la miniserie de Pride and prejudice de 1995. Un gran guiño de parte de la autora y guionista—.
Y también hay una infinidad de miniseries y películas que recrean cada una de sus novelas. La BBC se ha encargado de crear joyas como Sense and Sensibility, y Pride and prejudice en formato miniserie —Recomendadísimo—. De Hollywood a Bollywood, las interpretaciones de Jane Austen son numerosas por una simple razón: son buenas historias.

En cuanto a las películas, como ocurre con todas las adaptaciones cinematográficas, hay defensores y detractores. Pero son un buen punto de partida. Mirar Pride and prejudice con Keira Knightley (2005), Persuation con Sally Hawkins (2007), Northanger Abbey con Felicity Jones (2007) o cualquiera de las adaptaciones de sus obras te darán una idea general sobre el mundo de Austen. Tan viejas o tan nuevas como quieras. Hay opciones para todos.
Darcy

Recordá que no importa qué película o miniserie mires. No importa qué artículos leas sobre los beneficios de leer a Jane Austen. Lo importante es que te acerques a sus libros, leas alguno que nunca hayas leído, y descubras o redescubras la magia que ve todo el mundo en sus obras.

tumblr_o87mxweRmX1u4ssmoo1_250 tumblr_n4wuf3QvRH1si4ybho1_500

Tal vez te interese...

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *